Compartir:

Del Páramo a la Laguna. Conocimiento y gestión participativa de la biodiversidad asociada a humedales  y el sistema hídrico de la cuenca del río y la Laguna de Fúquene

A pesar de la importancia reconocida de los territorios andinos para las comunidades humanas de los Andes, la degradación de sus ecosistemas ocurre, al igual que en muchas partes del mundo, de manera acelerada. Esta tendencia no solo pone en riesgo la diversidad biológica de la región sino que imprime una gran vulnerabilidad a las comunidades humanas que dependen de los servicios ecosistémicos proveídos por el territorio andino.
La situación ambiental en la cuenca del río Fúquene no es muy diferente de lo que ocurre en la actualidad a nivel nacional (y mundial) con los territorios y sus ecosistemas. La cuenca está en proceso de degradación resultado de intervenciones humanas que sumadas a otros determinantes del cambio ambiental, como las invasiones biológicas, la deforestación o los extremos del clima (sequía y torrencialidad) afectan la viabilidad de las comunidades humanas porque crea relaciones disfuncionales entre sus pobladores y el territorio.


Por ejemplo el deterioro obliga a aumentar la intensidad de la utilización del territorio con técnicas cada vez más agresivas de uso (por ejemplo aplicación de agroquímicos para acelerar la producción de papa y comenzar así nuevos ciclos de cultivo), en territorios más amplios y con mayor afectación para poder lograr la mínima ganancia que permita la subsistencia de las comunidades humanas.
Sumado a esta situación se encuentra la perspectiva negativa sobre el futuro de los sistemas productivos de la cuenca del río Fúquene que resulta en falta de interés y disposición de los pobladores locales para continuar con estos sistemas. La agricultura no es considerada una actividad que pueda proporcionar estabilidad económica; por el contrario, ha sido el motivo por el cual muchos agricultores cayeron en bancarrota, tomando como mejor alternativa la venta de tierra y la migración a otras zonas del país.

A estas situaciones subyace la falta de espacios y escenarios de participación de la sociedad en las decisiones y acuerdos conjuntos de manejo del territorio. Las decisiones se toman con criterios de finca y parcela por los propietarios individuales que buscan el beneficio propio y las posibilidades de subsistencia. La falta de conocimiento sobre los efectos de mediano y largo plazo de las intervenciones en el agua, los bosques, la fauna, los suelos, el aire, los ríos, es parte de las causas que impulsan las decisiones aisladas.


Revertir esta situación no es tarea fácil y para algunos ecosistemas puede ser ya imposible. Las huellas de la transformación son permanentes pues se han perdido algunos elementos ecológicos, sociales y culturales que son determinantes de la integridad social y ecológica de la región. Sin embargo todavía es posible detener el deterioro incremental y mejorar, y posiblemente recuperar, algunos de los elementos, ecológicos y sociales, que pueden sustentar una mejor calidad de vida para los habitantes locales basada en los valores del territorio y en los sistemas productivos que estos sustentan. Para ello es necesario conocer el territorio, la historia de su transformación, su estado actual, y sobre todo apropiarse y participar de los procesos sociales que permiten la incorporación de los deseos y necesidades de la sociedad.

 

Proyecto del Páramo a la Laguna 

1. Documento Síntesis Información Cuenca Río Fúquene

2. Propuesta comunitaria gestión Ambiental Cuenca Río Fúquene

3.Propuesta Estructura Ecológica de Soporte Mínima EESM Cuenca Río Fúquene

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir